Diferencias entre tipos de sangre y tipos de ejercicio

El factor clave en el ejercicio es entrenar dentro de nuestro parámetro para que

dicho ejercicio actué como un mecanismo de antiestrés. El ejercitarse arriba de

dicho parámetro podria inclusive equivaler a un nivel mayor de estrés. La clave

es moderación, y su tipo sanguíneo ayuda a determinar algunos limites de este

parámetro y actúa a su vez de guía permitiéndole utilizar al ejercicio para mejorar

su salud.

Yoga y Estrés:

La ‘válvula de seguridad’ de la persona con tipo de sangre A, el Hatha Yoga se ha

vuelto muy popular en los países de oeste como un método para lidiar con el estrés

y es una forma excelente de ejercitarse para el tipo de sangre A. Esta recomendación

ya la había mencionado el padre del Dr. D’Adamo (naturopata tambien), hace mas de

40 años. La yoga en general se esta investigando recientemente con el afán de

entender las bases químicas de sus efectos sobre el estrés. Efectuó un estudio

donde había dos grupos de señoras. Se comparo un grupo practicando yoga contra el

otro dedicado a la lectura. El aspecto más significativo de dicho estudio fue la

diferencia entre ambos grupos dentro de parámetros psicológicos. La práctica

del yoga tuvo un impacto notable en el humor y en la habilidad de lidiar con el

estrés. Las mujeres practicando yoga tuvieron mayores niveles de satisfacción

en general, sus ánimos mejoraron y se mostraron más extrovertidas. Este mismo

grupo mostró menores niveles de excitabilidad, agresividad, emotividad y quejas

físicas en general.

Tai Chi: un arte marcial multi tipo.

Es un tipo de arte marcial, una forma de meditación en movimiento. Tambien ha sido

visto por su efecto antiestrés. Baja los niveles de cortisola salivar, influencia de

manera positiva los niveles de catecolamina en orina, baja la presión sanguínea y

mejora notablemente el animo después de una manifestación que cause estrés.

Sus efectos fueron muy similares a los efectos antiestrés causados al dar un paseo

a 6 Km/hr y superiores a aquellos tratándose de lectura.

Un estudio antiguo de Tai Chi había reportado algo similar: que la práctica del Tai

Chi actuaba como ejercicio de antiestrés. Las personas practicantes del Tai Chi

mostraban menos tensión, depresión, enojo, fatiga, confusión, mejor humor y

ansiedad. Por consiguiente se sentían con mayor vigor. Tai Chi es un estupendo

ejercicio para aquellos con sangre A, AB y B.

Ejercicio Físico: la receta antiestrés para aquellos de sangre tipo O.

Las personas de tipo O responden bien en general al ejercicio intenso (levantamiento

de pesas, correr, ciclismo, natación, ejercicio aeróbico) como una válvula de

seguridad. Este tipo de ejercicio incrementa la dopamina y baja la adrenalina: dos

beneficios muy positivos para el tipo O!

Sin exceder sus parámetros por supuesto.

Comments are closed.